¿Por qué unas personas tienen éxito y otras no?

25.01.2015

¿Por qué hay personas que triunfan en la vida y otras no? ¿Qué diferencia a las empresas que tienen mucho éxito de las que no lo tienen?

 

Según el autor Simon Sinek, y con el cual me identifico por sus veinte minutos de conferencia, las personas se mueven a través del Círculo de Oro. ¿Qué significa esto?

 

El Círculo de Oro lo forman tres círculos concéntricos: qué, cómo y por qué. La mayoría de las personas cuando tienen que tomar una elección o se disponen a realizar algo en su vida, comienza por el qué. ¿Qué hago para conseguir dinero? ¿Qué hago para trabajar? Por eso la mayoría de la gente sabe qué hace. Después avanzan hasta el cómo. ¿Cómo tengo que hacer para conseguir dinero? ¿Cómo tengo que trabajar? Y por ello saben cómo lo hacen. Pero cuando llegan a la tercera parte, al tercer círculo, la mayoría de ellas tienen dificultades para contestar. ¿Por qué lo haces? Por supuesto, sin pensar en el dinero, ya que eso es solamente un resultado.

 

Lo interesante del Círculo de Oro es la forma en que se produce la comunicación. Veamos un ejemplo con la marca líder del mercado tecnológico, Apple. ¿Qué la diferencia de las demás? Si esta marca se comportara como las demás vendería sus productos de la siguiente forma: “Nosotros fabricamos buenos ordenadores, están bien diseñados y son fáciles de usar. ¿Quieres comprar uno?” Seguramente la mayoría de las personas se negarían. Pero Apple se comporta de manera diferente a la hora de vender los productos. “Todo lo que hacemos nosotros es porque creemos en un pensamiento diferente. Nosotros materializamos este nuevo pensamiento en ordenadores bien diseñados, fáciles de usar, y eso resulta que  lleva a hacer muy buenos ordenadores. ¿Quieres comprar uno?”. Comienzan en el por qué de sus productos, de su marca, de su existencia. Posteriormente pasan al cómo hacerlo para finalmente terminar con el qué, con el producto.

 

 

Además de las empresas, me gusta observar a las personas, sobre todo a aquellas que disfrutan de su trabajo, y que normalmente son las que tienen más éxito en él. Estas personas se diferencian de las demás porque ven el trabajo de una forma emocional en lugar de racional. Una persona puede trabajar por ganar más dinero, por conseguir trabajar menos horas, por hacerlo de una forma que sea menos cansada. Es como intentar vender un producto diciendo sus características. Datos y más datos. Sin embargo, hay un tipo de persona muy especial. Aquella que mira su trabajo de forma emocional. La que le da igual el número de horas y los ceros de su nómina. Es aquella persona que sabe la razón por la cual se levantan cada mañana. Aquella que es curiosa por aprender y desarrollarse en su ámbito. Que continuamente se están preguntando el por qué de las cosas, para intentar entender su funcionamiento y de esta manera progresar. Aquella que tiene una motivación internar por la cual se dedica a su trabajo (un por qué), y esto es lo que le hace diferente a las demás.

 

¿Y tú, te preguntas por qué haces lo que haces?

 

Te invito a mandarme un comentario sobre ello.

 

Un abrazo y feliz semana.

 

Please reload

Posts destacados

Superando el límite

March 30, 2015

1/10
Please reload

Posts recientes

March 30, 2015

March 15, 2015

March 8, 2015

February 28, 2015

December 15, 2014

November 26, 2014

November 25, 2014

Please reload

Search By Tags