El tiempo disfrutado es verdaderamente el único tiempo vivido

02.02.2015

Había que prohibirlas, ni hablar de ellas, lo importante era la lógica y la razón. Las imágenes de la felicidad, de las emociones, lo distorsionaban todo. Y ahora resulta que la ciencia nos dice lo contrario. Sin emociones no se puede sobrevivir. Así empieza uno de sus documentales Eduardo Punset, un experto en felicidad.

 

No hace muchos años, el ser humano vivía tan solo cuarenta años, por lo que la felicidad no era una preocupación, sino ser capaz de sobrevivir. Lo otro estaba destinado para después de la muerte.  Curiosamente coincide con la parte más primitiva de nuestro cerebro, el llamado 'cerebro reptil', encargado de los instintos básicos de supervivencia: el deseo sexual, la búsqueda de comida y las respuestas agresivas ante un peligro. Hoy en día las personas suelen vivir más del doble de edad, por lo que una de las mayores preocupaciones es ser feliz.

 

Pero, ¿qué es la felicidad? ¿Por qué esa búsqueda continua de la felicidad? ¿Qué es lo que te hace ser feliz?

 

La felicidad es una emoción claramente positiva que depende del cerebro límbico. Alcanza su mayor grado en el conocido estado de Flow o Teoría de la Experiencia Óptima (Cskszentmihalyi, M., 1975), que define aquel estado en el que la persona se encuentra completamente absorta en una actividad para su propio placer y disfrute, durante la cual el tiempo vuela y las acciones, pensamientos y movimientos se suceden unas a otras sin pausa. Para que esto suceda tiene que existir un equilibrio entre los desafíos de la tarea o actividad que estamos afrontando y las habilidades de las que disponemos para dicho afrontamiento.

 

Si le preguntaras a cualquier ser humano si quiere ser feliz, la respuesta que obtendrías un mayor número de veces sería sí. Pero solamente aquellos buscadores auténticos de la felicidad consiguen saborearla. Me refiero a aquellos que disfrutan buscándola, aquellos que su felicidad no depende del dinero obtenido, de los objetivos logrados o de los triunfos conseguidos, sino que gozan del camino andado para llegar a ella. Me parece adecuado que te pongas metas y objetivos para motivarte, pero debes disfrutar del proceso llevado a cabo para conseguirlos.

 

Pocas personas cuando llega el domingo se sienten felices porque al día siguiente haya que trabajar. Normalmente el lunes suele ser el peor día de la semana y nos pasamos los demás esperando a que llegue el viernes para disfrutar. ¿Te imaginas que tuvieras una profesión en la cual estuvieras deseando que llegara el lunes? ¿En la que no estuvieras pendiente de la hora?

 

 

Vídeo de eleganzas

 

 

 

¿Y tú, si tuvieras una agenda, cuánto tiempo tendrías anotado?

 

Te invito a que escribas tu comentario o reflexión

 

Un saludo y feliz semana

 

 

 

 

 

 

Según varios estudios aquellas personas con más ingresos que la media están relativamente satisfechas con sus vidas, pero apenas son más felices que los demás en cada momento; tienden a estar más tensas; y no dedican más tiempo a actividades especialmente divertidas. (Daniel Kahneman)

 

Otros estudios afirman que genera más felicidad gastar dinero en los demás que en uno mismo (Elizabeth W. Dunn)

 

Please reload

Posts destacados

Superando el límite

March 30, 2015

1/10
Please reload

Posts recientes

March 30, 2015

March 15, 2015

March 8, 2015

February 28, 2015

December 15, 2014

November 26, 2014

November 25, 2014